El cotejo sobre reproducciones, principalmente el de fotocopias, es ampliamente discutido a nivel pericial, al igual que a nivel procesal. Son muchos los elementos que no pueden ser estudiados directamente en una fotocopia, como por ejemplo la presión ejercida sobre el soporte, debido a que la escritura en papel tiene tres dimensiones y no dos como puede pensarse preliminarmente. Aun faltando este elemento fundamental al momento del estudio de autoría, pueden observarse en aquellas de buena calidad otra gran cantidad de elementos, por lo que se pueden producir resultados, debiendo el perito hacer las reservas del caso dependiendo de las circunstancias. Uno de los elementos que debe tenerse en consideración,  es que con el acceso que se tiene hoy día a las fotocopiadoras, pueden reproducirse documentos con un contenido y colocarle por composición la firma  de otro. Este proceso es denominado fotocomposición. Las fotocomposiciones hoy día están siendo realizadas igualmente por medios digitales con ayuda del computador y un escáner o rastreador. En algunos casos existe la posibilidad de determinar si estamos en presencia de  reproducciones realizadas con una misma máquina e inclusive determinar la marca y modelo de la fotocopiadora. La fotocopia es admitida como medio de prueba en las promociones de exhibición de documentos  y pensamos que las experticias sobre reproducciones pueden dar apoyo en las fases de valoración, ya que por lo general la exhibición de documentos es admitida “salvo su apreciación en la definitiva”.

Raymond Orta

Perito en Documentología
Miembro ASQDE, SIPDO
+584143220886

Extracto de Gaceta Oficial y del Manual Único de Procedimientos en Materia de Cadena de Custodia de Evidencias Físicas

Manual Único de Procedimientos en Materia de Cadena de Custodia de Evidencias Físicas

Gaceta Oficial Nº 39.784 del 24 de octubre de 2011
Resolución Conjunta Nº 278 y 1563, mediante la cual se dicta el “Manual Único de Procedimientos en Materia de Cadena de Custodia de Evidencias Físicas”

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA
Nº 278
MINISTERIO PÚBLICO
Nº 1563
201º 152º y 12º
FECHA: 21 de octubre de 2011

RESOLUCIÓN CONJUNTA

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 136 y 284 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en uso de las atribuciones previstas en los artículos 25, numerales 1 y 25 de la Ley Orgánica del Ministerio Público; 202 literal A, del Código Orgánico Procesal Penal; 77, numerales 1, 12 y 27 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública; y 3, numerales 18 del Decreto Nº 8.121 de fecha 29 de marzo de 2011 publicado en la Gaceta Oficial del la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.644 de la misma fecha,

CONSIDERANDO

Que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que el proceso judicial constituye un instrumento fundamental para la realización de la justicia, por lo que las leyes procesales deben procurar la simplificación, uniformidad y eficacia de los trámites y adoptar un procedimiento breve, oral y público.

CONSIDERANDO

Que el proceso judicial tiene como finalidad establecer la verdad de los hechos por las vías jurídicas y la justicia en la aplicación del derecho, por lo que en la fase preparatoria del juicio oral y público, la investigación de la verdad y la recolección de todos los elementos de convicción permiten fundamentar la acusación del fiscal del Ministerio Público y la defensa del imputado,

CONSIDERANDO

Que el Código Orgánico Procesal Penal dispone que los elementos de convicción sólo tendrá valor si han sido obtenidos por un medio lícito e incorporados al proceso conforme a las disposiciones legales, aunado al hecho que no podrá utilizarse información obtenida mediante tortura, maltrato, coacción, amenaza, engaño, indebida intromisión en la intimidad del domicilio, en la correspondencia, las comunicaciones, los papeles y los archivos privados, ni la obtenida por otro medio que menoscabe la voluntad o viole los derechos fundamentales de las personas, habida cuenta que tampoco podrá apreciarse la información que provenga directa o Indirectamente de un medio o procedimiento ilícito,

CONSIDERANDO

Que la Ley del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, impone como deberes comunes del órgano principal de investigaciones, de los órganos de competencia especial y de los de apoyo a la investigación penal, el cuidado riguroso de los rastros materiales dejados en la comisión de un delito, su conservación y la no alteración o modificación del estado de las cosas, mientras se lleven a cabo las actividades que correspondan. CONSIDERANDO
Que el artículo 26 del referido instrumento normativo, que establece que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y demás órganos competentes de investigación penal están obligados a fijar al procedimiento científico necesario, que permita garantizar la cadena de custodia de las evidencias físicas, como modelo necesario dentro del desarrollo de la actividad criminalística, a los fines de contribuir a la organización, planeación y sistematización de toda la información que arroja el análisis de los elementos materiales probatorios y evidencia física, cuyo propósito es garantizar que los elementos hallados en el lugar de los hechos sean auténticos e íntegros y se conserven en todo momento tal como se encontraron, evitándose su alteración,

CONSIDERANDO

Que el artículo 202 literal A del Código Orgánico Procesal Penal señala que todo funcionario que colecte evidencias físicas debe cumplir con la cadena de custodia y que ésta comprende el procedimiento empleado en la inspección técnica del sitio del suceso y del cadáver si fuere el caso, debiendo cumplirse progresivamente con los pasos de protección, fijación, colección, embalaje, rotulado, etiquetado, preservación y traslado de las evidencias a las respectivas dependencias de investigaciones penales, criminalísticas y ciencias forenses u órganos jurisdiccionales,

CONSIDERANDO

Que los procedimientos generales y específicos, fundados en los principios básicos de la cadena de custodia de las evidencias físicas, deben estar regulados por un manual de procedimiento único, de uso obligatorio para todas las instituciones policiales del territorio nacional que practiquen entre sus labores, el resguardo, fijación fotográfica o por otro medio, colección, embalaje, etiquetado, traslado, preservación, análisis, almacenaje y custodia de evidencias físicas, con la finalidad de mantener el criterio unificado de patrones criminalísticos.

RESUELVEN

Artículo 1. “Dictar el Manual Único de Procedimientos en Materia de Cadena de Custodia de Evidencias Físicas”.

Peritajes sobre impresorasPor Raymond Orta M.  Experto Grafotécnico, Miembro de SIPDO y de la ASQDE

Compatiremos con Uds. algunos segmentos de un peritaje realizado hace 20 años aproximadamente, en el que se nos solicitó dictaminar sobre un documento privado que se presumía se había predatado, es decir, se elaboró colocando que había sido suscríto varios años antes. El caso involucraba el analísis de fonts o tipos de letras impresas.