El cotejo sobre reproducciones, principalmente el de fotocopias, es ampliamente discutido a nivel pericial, al igual que a nivel procesal. Son muchos los elementos que no pueden ser estudiados directamente en una fotocopia, como por ejemplo la presión ejercida sobre el soporte, debido a que la escritura en papel tiene tres dimensiones y no dos como puede pensarse preliminarmente. Aun faltando este elemento fundamental al momento del estudio de autoría, pueden observarse en aquellas de buena calidad otra gran cantidad de elementos, por lo que se pueden producir resultados, debiendo el perito hacer las reservas del caso dependiendo de las circunstancias. Uno de los elementos que debe tenerse en consideración,  es que con el acceso que se tiene hoy día a las fotocopiadoras, pueden reproducirse documentos con un contenido y colocarle por composición la firma  de otro. Este proceso es denominado fotocomposición. Las fotocomposiciones hoy día están siendo realizadas igualmente por medios digitales con ayuda del computador y un escáner o rastreador. En algunos casos existe la posibilidad de determinar si estamos en presencia de  reproducciones realizadas con una misma máquina e inclusive determinar la marca y modelo de la fotocopiadora. La fotocopia es admitida como medio de prueba en las promociones de exhibición de documentos  y pensamos que las experticias sobre reproducciones pueden dar apoyo en las fases de valoración, ya que por lo general la exhibición de documentos es admitida “salvo su apreciación en la definitiva”.

Raymond Orta

Perito en Documentología
Miembro ASQDE, SIPDO
+584143220886