Data de tinta10 de noviembre 2015, Universidad del País Vasco

¿Cuándo usted hizo anotaciones? ¿Cuando se firmó el acuerdo? ¿Cuando se perfeccionó la voluntad? Estas son a menudo difíciles preguntas de contestar en contextos judiciales. De hecho, la datación de los documentos y tintas es un área clave en el campo de la ciencias forenses. Un nuevo método que determina la edad de un documento de una manera menos invasiva que otras técnicas, y también es capaz de documentos fecha hasta cinco años de edad.

El equipo de investigación de la UPV / EHU catedráticos de Química Analítica Rosa María Alonso y el Dr. Itxaso San Román parte del grupo del Departamento de Química Analítica, y el Dr. Luis Bartolomé del Servicio Central de Análisis de Bizkaia (SGIker) – desarrollaron un método de datación de tintas que permite establecer el período de tiempo que la tinta puede haber quedado en el papel, es decir, permite se determine y su edad. Pero esta técnica también es capaz de superar otros obstáculos relacionados con la cantidad de tinta depositada al escribir y el tipo de papel utilizado, ya que estas variables obstaculizan la datación de un documento por medio de métodos tradicionales. Lo que es más, la nueva técnica reduce el número de punciones en el soporte para analizar la escritura en un documento de una sola.

Los problemas

La determinación de la edad de un documento para averiguar si es auténtico es una tarea influenciada por el tipo de papel en el que se ha escrito, la presión, la cantidad de tinta depositada. Hasta ahora, los métodos han sido capaces de indicar si la escritura era relativamente nueva (menos de 90 días) o más (más de dos años), sin embargo, esta precisión cronológica es insuficiente en algunos casos, sobre todo en las judiciales.

Consciente de estas dificultades, el equipo de la UPV / EHU comenzó a trabajar sobre muestras escritas para fines de investigación. Para ello, utilizaron bolígrafos BIC, una de las marcas más comunes y, por tanto, los más ampliamente utilizados en los documentos sometidos a examen jurídico. Durante el proceso natural de envejecimiento de cada muestra, que tenía una edad conocida, el equipo de investigación analizó la evolución de los distintos componentes volátiles. En concreto, se centraron en el disolvente conocido como 2-fenoxietanol (PE), presente en 80% de las tintas en los bolígrafos de este tipo. Al analizar la cinética implícita en su desaparición, el grupo de investigación establecido un patrón que relaciona el estado de la tinta con el tiempo que ha transcurrido.

Más precisa y menos invasiva

Después de observar esta evolución natural y una vez que se ha establecido la base, el siguiente reto que había que superar era comprobar la viabilidad del método en documentos escritos en forma espontánea, como diarios, registros de laboratorio y pruebas judiciales de los procesos judiciales que había sido cerrados. Así el equipo utilizó el mismo procedimiento que el utilizado para analizar las muestras producidas para la investigación.

Esta técnica logró detectar la edad de la tinta en documentos escritos hasta cinco años antes y con un margen de certeza de un 20%. En otras palabras, cuando la aplicación de este procedimiento de análisis, el equipo puede indicar si el documento fue escrito 1.500 días previamente (poco más de cuatro años), con un margen de 300 días antes o despues. Hasta ahora, se ha detectado el paso del tiempo sólo de manera muy general, en otras palabras, fue posible determinar si el documento era joven (si era menos de 90 días de edad) o de edad (más de 2 años).

Así la data de tintas ha superado algunos escollos que la pericia caligráfica tropieza cuando la determinación de la edad de un documento se hace por medio de otros métodos. En estos casos, los errores significativas se producen porque el tipo de papel utilizado y la masa / cantidad de la tinta depositada influencia el análisis.

Del mismo modo, el equipo que ha desarrollado este nuevo método ha logrado obtener resultados utilizando cantidades mínimas tomadas del documento. A diferencia de la gran cantidad de muestra requerida por otros métodos tradicionales para envejecer los compuestos artificialmente y analizarlos, la técnica desarrollada en los laboratorios de la UPV / EHU permite que el documento sea fechada usando un solo pinchazo y sin alterar los compuestos. Así la data de tintas ofrece un resultado más preciso, menos perjudicial y menos intrusivo. Sin embargo, esta metodología es una experiencia piloto que requiere una investigación más a fondo a la hora de evaluar los límites de la aplicabilidad de las distintas tintas y hace de bolígrafos, reduciendo así sus posibles limitaciones.

Como Luis Bartolomé señaló, "lo interesante de este método es que se puede determinar con mayor precisión la edad del trazo producido por el bolígrafo. Es por eso que es muy útil para los documentos que se han firmado, ya que es posible comparar si el cuerpo del documento, si ha sido escrita a mano, es tan antiguo como la firma. O bien se trata de una herramienta muy útil para la fecha de los contratos, asentamientos, testamentos u otros documentos. Su uso podría tener, por ejemplo, ayudó a determinar el momento en que fueron escritos los papeles en el caso Bárcenas [acusaciones de corrupción] ".

Para llevar a cabo el trabajo de investigación, el Departamento de Química Analítica contó con la colaboración de la empresa Investigaciones Forenses Documentales LEYAS y Magdalena Ezcurra titular de un doctorado de la UPV / EHU. Esta empresa también suministra el conocimiento acerca de los problemas actuales en los documentos de citas, casos reales que habían sido objeto de examen jurídico.

Referencia bibliográfica

I. San Román, L. Bartolomé, ML Alonso, RM Alonso, M. Ezcurra. DATINK estudio piloto: una metodología eficaz para la tinta de bolígrafo de citas en documentos cuestionados, Analytica Chimica Acta (2015), 892, 105-114

Fuente: http://www.sciencedaily.com/releases/2015/11/151110102022.htm